Como rendir más en el trabajo


Una de las principales causas que dan lugar a la falta de concentración y a no rendir más en el trabajo, es la falta de condición física y de descanso.

Existe una relación directa con los malos hábitos que adoptamos antes o durante nuestra actividad laboral y que al final del día, nos afectan haciendo que nos encontremos mal con el resultado de una baja productividad.

Veamos algunos ejemplos y como combatirlos:

Diariamente estamos expuestos a un ritmo de vida bastante acelerado. Recorridos largos para llegar a nuestro puesto, estrés, en algunos casos malas condiciones laborales, frustración cuando no nos encontramos a gusto con nuestro empleo, agotamiento cuando no descansamos lo suficiente.

Consejos para rendir más en el trabajo

Márcate dentro un margen razonable una hora para ir a dormir, por muy simple que parezca es fundamental para funcionar desde primera hora a pleno pulmón y después rendir mas en el trabajo.

Respeta tu despertador sin lanzarlo por los aires, con los típicos 15 minutos más. Esto sólo te creará un mal hábito y solo da lugar a que te duermas y que salgas tarde, comenzando el día como queremos evitar “corriendo para todo”.

Con el desayuno pregúntate;

¿Tu coche de gasolina o diésel, funciona sin combustible?

Desayuno de trabajo

Si te desplazas en coche tómatelo con calma, sal con tiempo, enciende la radio o escucha música que te haga sentir bien. Si utilizas el transporte público puedes aprovechar para hacer deporte mientras te desplazas, aprovecha las escaleras del metro para fortalecer pulmones y piernas. Respira profundamente mientras caminas, aparta todo de tu cabeza y disfruta llevando un buen ritmo.

Hacer ejercicio para rendir más en el trabajo

Si tu trabajo es físico, vigila las posturas, un ejemplo si levantas peso, si trabajas sentado hazlo de forma correcta, no olvides que sólo tienes una espalda. Si tu trabajo es mental procura concentrarte llevando una buena estructura de trabajo, una agenda, un cuaderno de notas y marcarte unas horas dentro de un calendario te puede ayudar bastante. Fija un plazo para lo que tengas que hacer y sobre todo hazlo, cuando lo tengas cumplido márcalo en tu cuaderno de notas o agenda como objetivo realizado.

Sea cual sea tu trabajo, trata de detectar estos hábitos que te estén pasando factura y reacciona ante estas costumbres para corregirlos.

Un consejo muy importante:

Si al final del día, cumpliste con tus objetivos siéntete bien y no te lleves el trabajo a casa, ahora es momento de disfrutar de tu vida personal.

Consejos, Guía de trabajo

Deja un comentario